Consejos frente a tormentas

En esta época del año, las tormentas se dejan sentir en buena parte del territorio español. En algunos lugaresm incluso llegando a arrastrar vehículos. 

Se trata de una situación meteorológica inevitable. Pero, ¿Qué puedo hacer para protegerme en este tipo de situaciones?

En primer lugar, es imprescindible evitar cruzar calles y carreteras con grandes masas de agua. De lo contrario, «el riesgo de ser arrastrados y de morir es muy probable», según explica Miguel Tomé, experto en riesgos naturales de Protección Civil, en la revista de la DGT. «Lo único que se puede hacer es permanecer pendiente de las previsiones meteorológicas, evitar conducir y, de hacerlo, utilizar carreteras principales y eludir las vías locales y caminos, que muchas veces se cruzan con torrentes habitualmente secos».

 

El motivo por el cual el experto desaconseja adentrarnos en una masa de agua tiene que ver con el principio de Arquímedes, según el cual «todo cuerpo sumergido en un fluido experimenta un empuje vertical y hacia arriba, equivalente al peso del fluido desalojado». 

 

Es decir, sobre un vehículo detenido en medio de una riada, por cada 30 centímetros de profundidad, la fuerza de la corriente sobre el mismo se incrementa en 225 kilos. Y, por cada 30 cm de altura del agua a partir de los bajos, su peso se reduce en casi 700 kilos. Por ello, una corriente de 10-20 km/h y 60 cm de profundidad, arrastraría a la mayoría de los vehículos.

 

No obstante, si nos encontramos en la situación de habernos adentrado en el agua o esta nos ha sorprendido de forma que no podamos abandonarla, lo mejor es salir del vehículo. Estudios realizados en EE.UU. aseguran que más de la mitad de las víctimas involucradas en este tipo de tragedias se ahogaron en el interior del vehículo porque decidieron permanecer en el mismo, probablemente por esa falsa sensación de seguridad que se percibe dentro del habitáculo. Sin embargo, cuando el coche se ha quedado detenido en medio del cauce, sin poder avanzar, y comienza a deslizarse y a ser arrastrado, «lo mejor es salir como sea», asegura el experto de Protección Civil.

 

No obstante, a estas alturas es posible que la presión del agua haga imposible abrir las puertas, por lo que la mejor opción será la ventanilla. En caso de que no se pueda abrir, bien porque el mecanismo se haya estropeado o porque el coche ya no tenga alimentación eléctrica, lo mejor es romper la ventanilla –nunca la luna delantera, porque su revestimiento impide que se agujeree– con un martillo de punta metálica o con algún otro objeto contundente. Una vez fuera, nade a favor de la corriente, pero dirigiendo el rumbo hacia la orilla más cercana.

 

Tu seguridad es nuestra prioridad. #ConfianzaMutua

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram

En esta época del año, las tormentas se dejan sentir en buena parte del territorio español. En algunos lugaresm incluso llegando a arrastrar vehículos. 

Se trata de una situación meteorológica inevitable. Pero, ¿Qué puedo hacer para protegerme en este tipo de situaciones?

Cada vez, las compras por internet son más comunes en la sociedad actual, especialmente tras el comienzo de la pandemia, pero ¿te has parado a pensar cuáles son tus derechos como comprador? En la red, nuestros derechos se regulan en la Ley de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico y en la Ley general de defensa de los consumidores y usuarios.

Con el objetivo de garantizar la seguridad vial, la DGT ya ha comenzado a establecer una normativa para dichos ejemplares; tanto es así que algunas administraciones y entidades están pidiendo la obligatoriedad del seguro para los mismos, siguiendo el ejemplo de Francia.